¿CUÁL ES LA MEJOR PELÍCULA DE ‘FINAL DESTINATION’?

Hace 20 años el vuelo 180 de Volée Airlines con destino a París explotó en el aire, matando a cualquiera que fuera abordo, con excepción de un grupo de jóvenes que descubrirán, a la mala, que no puedes modificar los planes que tiene la muerte para ti.

Final Destination nació en 1994 como un episodio para la serie Expediente X titulado «Flight 180». En realidad no se trata de un capítulo que fuese a ser emitido, sino de un ‘spec script‘, es decir, un libreto escrito por Reddick de manera voluntaria para probar suerte con la mítica ficción. Pero fue hasta el año 2000 que fue llevada a la gran pantalla, dando como resultado una de las franquicias más exitosas de los últimos años.

Dada la falta de sobrevivientes para vincular una película a la siguiente, es sorprendente que New Line y Warner Bros hayan logrado hacer cinco de estas películas, pero como lo han hecho, intentemos ponerlas en algún tipo de orden…


THE FINAL DESTINATION [FINAL DESTINATION 4] (2009)

Director: David R. Ellis.

Nadie va a discutir esto ¿verdad? La cuarta película de Final Destination, que inexplicablemente perdió el «4» de su título, es el punto más bajo de la franquicia por su falta de personalidad. Ninguno de los actores, en especial Nick Zano, tienen carisma, solamente son los tipos que quieres ver muertos…

La escena de apertura en la pista McKinley Speedway marca el tono. Carece del factor sorpresa y se dejó envolver en la carencia de la tercera ola del 3-D. Final Destination es una franquicia bastante ingeniosa en el mejor de los casos, y las tonterías en 3D no ayudan, la hacen ver barata y hecha con el ojete. Como insulto final, Tony Todd no aparece en esta película, en absoluto. Ni siquiera su voz.


FINAL DESTINATION 3 (2006)⭐⭐

Director: James Wong.

Está lejos de ser la mejor, pero Final Destination 3 tiene algo muy especial para los fanáticos del cine de terror, al contar con un gran elenco muy querido que marcaron el cine dosmilero, como Chelan Simmons de It, Kris Lemche y Jesse Moss de Ginger Snaps, Ryan Merriman de Halloween Resurection y nuestra protagonista Mary Elizabeth Winstead que venía de hacer Black Christmas y The Ring Two.

Final Destination 3 es lo que las películas de Final Destination siempre deberían haber sido: una meditación de colores brillantes, de ritmo rápido y un poco tonta sobre cómo todos moriremos algún día, por lo que bien podríamos hacerlo de manera explosiva.


FINAL DESTINATION (2000)
⭐⭐⭐

Director: James Wong.

Aquí es donde me vas a gritar. La primera película de Final Destination es, en retrospectiva, bastante buena. Pero no es la mejor película de la franquicia. Con esta película se inauguró un nuevo subgénero dentro del terror, basado en sorprender al espectador cuando menos se lo espera con muertes repentinas que nos hacen quedarnos con cara de idiota, y que hacen que esta película sea ideal para disfrutar con amigos.

La primera parte de la película dura la tercera parte de la misma y en ella se centra la historia en el accidente del avión, la supervivencia del grupo de amigos al bajarse de él y el sueño premonitorio del protagonista. En ese tramo el ritmo es lento y quizá dura demasiado, pues no se aprovecha del todo el introducir reflexiones sobre si todos tenemos un destino marcado o podemos cambiarlo. Es más, conforme van produciéndose muertes se introducen más pareceres como el del siniestro empleado de la funeraria.


FINAL DESTINATION 5 (2011)
⭐⭐⭐⭐

Director: Steven Quale.

La última película de Final Destination, Final Destination 5, se convirtió en la primera película de la franquicia en ganarse a los críticos en general, esta segunda entrega de aventuras de 3D ofrece mucho más que una dimensión extra, incluido un final de círculo completo que demuestra lo compleja que puede ser la saga.

El giro final de Final Destination 5 es extrañamente brillante. Ninguna quinta entrega de una franquicia de terror tiene derecho a ser tan memorable.


FINAL DESTINATION 2 (2003)
⭐⭐⭐⭐⭐

Director: David R. Ellis.

Para empezar, existe esa espectacular escena de premonición al principio. Conducir da miedo, hay muchas cosas que pueden salir mal, y esa secuencia es la destilación perfecta de todos los peores escenarios posibles. Es ridícula, es exagerada y es gloriosa.

Final Destination 2 es lo que las películas de Final Destination siempre deberían haber sido: una meditación de brutalidad, de ritmo rápido y un poco tonta sobre cómo todos moriremos algún día, por lo que bien podríamos hacerlo de manera explosiva. La vida es extraña y aleatoria, después de todo, y la muerte es un gran misterio, entonces, ¿por qué una película B llamativa debería ser capaz de responder preguntas existenciales?

4 thoughts on “¿CUÁL ES LA MEJOR PELÍCULA DE ‘FINAL DESTINATION’?

  1. We are a group of volunteers and opening a new scheme in our community.
    Your website provided us with valuable information to work on. You have performed
    an impressive job and our entire group will probably be thankful
    to you.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: