‘LA CAMARISTA’ | ¿VALE LA PENA?

Con un elenco de desconocidos, y la Ciudad México como el telón de fondo, La Camarista es un relato que se centra en las personas que están detrás de la operación diaria de un hotel y a quienes normalmente no solemos ver.

La Camarista es un retrato íntimo de la empleada de un hotel de la que podremos conocer sus diferentes facetas: el de una madre trabajadora y tan lejos de su hijo, una mujer atenta, un ser humano empeñado a dar siempre lo mejor para superarse y una persona que vive su sufrimiento en silencio. Siendo este su punto más fuerte.

Eve es un personaje real del que poco se habla y menos veces es retratado, que pasa desapercibido y discriminado. Ante la adversidad, Eve solo encuentra un camino: el del esfuerzo. Y más de unos llegamos a sentir empatía con el personaje Eve, encarnado por la actriz acapulqueña, Gabriel Cartol, que destaca por ser trabajadora y responsable, haciendo lucir impecable el hotel de cinco estrellas, donde se le pasa la vida sumando sueños y metas que a nadie le importan.

https://www.instagram.com/p/B0ROP0QBUat/

Es una cinta con recursos minimalistas, contenida e intimista, en la que el apartado visual también adquiere gran relevancia; todo se tiñe de una paleta de colores que empata con la incertidumbre de un futuro, con el hastío de ser sólo una mínima parte de un gran sistema que vende perfección.

El estreno es el gran punto de final de película que recientemente recibió el Ariel a Mejor Ópera Prima, pero que ya venía levantando otros reconocimientos en festivales como el del Nuevo Cine Latinoamericano de la Habana, Orchid Film Festival Cuenca Ecuador, Marrakech International Film Festival, en el Festival de Cine De Morelia, entre otros.

UN PEQUEÑO PARÉNTESIS

Afortunadamente yo tuve la oportunidad de verla en la 66°Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional y pues al finalizar la proyección no faltaron las comparaciones ridículas con Roma y Yalitza Aparicio. Chicos, no sean idiotas, y no relacionen ambas cintas por la apariencia de sus protagonistas. Mientras Roma se centra en un culebrón que se refuerza en la añoranza del pasado, La Camarista presenta una cruda incertidumbre al futuro, sin tanto drama, y esa necesidad de descubrir nuestro propio universo.


¿VALE LA PENA?

Vamos a ser justos. La Camarista no es una película perfecta, en absoluto. Le pasa lo que a muchas otras películas «premiables», que es que le sobra metraje. Pero también hay que hacer justicia por otro lado. A pesar de esos pequeños defectos, La Camarista es sin duda un gran debut para Lila Avilés, señores, tengan por seguro que veremos más de esta mujer. Lo más destacable que tiene La Camarista, y lo que hace que los críticos de todo el mundo se hayan enamorado de ella, es que rezuma sensibilidad. Y en esa neutralidad y objetividad en el lenguaje cinematográfico, radica la riqueza de este drama que nos demuestra que el cine mexicano sigue por un buen camino, y que no todo es Eugenio Derbez, Omar Chaparro u otro comediante de quinta protagonizando comedias vulgares.

LO MEJOR: Sus planos abiertos y el humor de la Minitoy.
LO PEOR: El ritmo termina por convertirle en una experiencia monótona y rutinaria.

 

Checa funciones aquí: Cineteca Nacional / Cinepolis / Cinemex

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *