PELÍCULAS PARA REFLEXIONAR SOBRE EL RACISMO

El racismo, la xenofobia y la intolerancia son problemas frecuentes en todas las sociedades. Pero todos y cada uno de nosotros jugamos a diario un papel ya sea contribuyendo o rompiendo los prejuicios raciales y las actitudes intolerantes.

La historia de los Estados Unidos está llena de largos capítulos donde la discriminación racial se constituye como el constante enemigo contra el progreso y la igualdad. De la misma manera que la discriminación ha tomado muchas formas a lo largo del tiempo, lo mismo ha sucedido con los movimientos que emergen para luchar contra ella. Hoy debemos tener en cuenta que #BlackLivesMatter y ser racista es una cuestión de gente idiota, y si tienes dudas sobre eso, basta con ver estas pelis.


THE HELP (2011)

Director: Tate Taylor.

The Help narra las humillaciones que a diario se ven obligadas a soportar las sirvientas de color que trabajan para las grandes familias blancas del sur de Estados Unidos. Viola Davis y Octavia Spencer representan de manera magistral las dos caras de una misma moneda: Son la imagen de la resistencia. Una desde sus silencios acusadores que no dejan indiferentes a nadie y la otra con su incontinencia verbal que le supone numerosos golpes que no la derrotan sino que la reafirman en su actitud beligerante.


SELMA (2014)

Director: Ava DuVernay.

Necesario, inteligente y buen film de la realizadora afroamericana Ava DuVernay, relato combativo que relata los hechos acaecidos en Alabama a mediados de los 60, a pesar de que las leyes federales garantizaban todos pudieran votar, este estado ponía infinitos obstáculos para que la gente de color pudiera ejercer el sufragio. Esta justa causa es defendida por la mítica figura del Dr. Martin Luther King, que tras recibir el Nobel de la Paz encontraba aún le quedaba mucho trabajo por hacer en cuestión de Derechos Civiles.


THE COLOR PURPLE (1985)

Director: Steven Spielberg.

Lo que consigue transmitir Spielberg en The Color Purple es increíble. No se conforma con contar un buen drama de una familia afroamericana del sur de Estados Unidos y va más allá: se sumerge en el racismo yanki a comienzos del siglo XX, estremece al espectador con el machismo (y la violencia de género que en ocasiones suele desencadenar) más despreciable, narra los lazos familiares más conmovedores y, en general, aborda una preciosa historia de superación.


MISSISSIPPI BURNING (1988)

Director: Alan Parker.

Film de temática antiracial y de conclusiones moralistas, que nos presenta el gran Alan Parker de una manera dura, cruel, rozagante pero con reflexiones bastantes directas y reales. Esta historia es contada sin buscar el lagrimeo barato al espectador, nos describe la ignorancia que reina en el pensamiento anormal de algunos que se creen superiores a otras razas, a otras ideologías y a otros credos, nos muestra la marcada separación social de la «cultura blanca» con la «cultura negra» que existía en esos tiempos (y aún quedan rezagos).


FAR FROM HEAVEN (2002)

Director: Todd Haynes.

Ver una cinta de Julianne Moore es una garantía de que se va a a ver una actuación digna, pero en este caso, la mujer se vuela la barda y brinda una caracterización soberbia en esta bellísima cinta del director Todd Haynes. Far From Heaven es una cinta que parece salida de los años ´50, ya que está filmada con la misma técnica y el detalle de la época, pero aquí la diferencia, es que se cuenta una historia que en ese entonces no podía ser contada, una historia de represión y prejuicio.


FRUITVALE STATION (2013)

Director: Ryan Coogler.

Magníficamente interpretada por una revelación llamada Michael B. Jordan por supuesto esta vez solapado por la increíble interpretación de Octavia Spencer que logra una actuación digna de al menos nominación al oscar. Más allá de las actuaciones que son sublimes me quedo con la historia, aparentemente simple, sencilla pero humana y real. Injusta como pocas a la vez que conmovedora e intensa.


12 YEARS A SLAVE (2013)

Director: Steve McQueen.

Fascinante, intensa, durísima, desagradable, apabullante, desconsolada, horrible, cruel, inimaginable, y viva, a pesar de estar rodeada de tanta muerte, son algunos de los apelativos que podrían describir a la perfección esta maravillosa obra maestra de este más que prometedor y rompedor artista a estas alturas que es Steve McQueen. Queda exaltar las brillantes actuaciones de Chiwetel Ejiofor, como aquel ser humano que padeció el arrebato de todos sus derechos por más de una década. Lupita Nyong’o, una Patsey que se convierte en una de las mayores víctimas de la infamia que hayamos visto en la historia del cine.


IF BEALE STREET COULD TALK (2018)

Director: Barry Jenkins.

If Beale Street Could Talk, sin duda es una denuncia social con sutileza, finura y amor, en esta film se plasma todo el sufrimiento racial que se viven hasta la fecha en Norteamérica, en cada escena se hace presente el amor entre una pareja que con sólo una mirada expresan sus más intensos sentimientos.


DEAR WHITE PEOPLE (2014)

Director: Justin Simien.

El debutante Justin Simien ha creado en su ópera prima una de las grandes sensaciones indies del último cine norteamericano, formulando una mirada provocativa y original a la invisible mirada clasista que sigue manteniéndose en Estados Unidos sobre la raza negra. Cuatro estudiantes negros asisten a una universidad de la Ivy League donde un motín estalla cuando tiene lugar una fiesta de temática «afroamericano» organizada por los estudiantes blancos. La película explora la identidad racial en la América post-racial, mientras teje una historia sobre forjar un camino único en el mundo.


GET OUT (2017)

Director: Jordan Peele.

El primer largometraje ganador de un Oscar de Jordan Peele, Get Out , convierte las relaciones raciales modernas en una película de terror, imaginando un mundo en el que los negros son atraídos a casas blancas ricas y lavados de cerebro, esencialmente esclavizados. La película aborda los efectos psicológicos del racismo, al tiempo que proporciona un viaje emocionante.


THE HATE U GIVE (2018)

Director: George Tillman Jr.

The Hate U Give es una película con actitud. Una respuesta a lo que sucede en la calle. Toma la iniciativa como manifiesto contra las armas, el racismo institucional y el miedo organizado. Y explica la razón por la que sólo quien vive de cerca la violencia es quien debe levantar la voz para que cese. Porque la vida de los negros importa –Black Lives Matter-, aprendamos a convivir sin violencia para que futuras generaciones lo agradezcan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *