MÚSICOS QUE ROMPIERON ESQUEMAS AL MOSTRARNOS SU LADO MÁS “FEMENINO”

La historia del rock está plagada de versos llenos de violencia contra las mujeres y de historias no menos truculentas (como el pendejo de Axl Rose). Sinónimo de desenfreno, salvajismo e inmoralidad. La música es una expresión cultural, un reflejo social de los valores que una sociedad. Afortunadamente han existido grandes mentes que van más allá de lo establecido, y han decidido salirse de esa facha de macho rocker para romper esquemas y hacer habitual vestir conforme al propio estilo y personalidad, libremente, algo que hace que queden borrosas las percepciones en cuanto a género, nivel sociocultural y lugar de procedencia.


DAVID BOWIE

 

 

 

A lo largo de todas las décadas que abarca su carrera, David Bowie ha representado más personajes y probado más géneros musicales que cualquier otro ícono musical. Entre su música y su aspecto, podemos engendrar en el inconsciente colectivo a distintos entes entrelazados gracias a que llegó al punto de tener una imagen diferente para cada álbum. Bowie fue el precursor de la androginia que hoy cuenta con modelos que triunfan en las pasarelas y sus prendas quedarán para la historia, siendo el primer hombre moderno en llevar transparencias, colores pastel y tacones.


BOY GEORGE

 

 

 

Líder de la banda Culture Club, se convirtió en un ícono que se caracterizó por poner de moda las rastas con plumas y los bombachos de arlequín. Sin embargo, el look de Boy George marcó un quiebre, porque proponía una carga visual de una agresividad más solapada que la de sus antecesores. La ambigüedad sexual planteada por el músico inglés tenía un aire más càndido, pese a la fuerza de su mensaje. Una ingenuidad que calzaba perfecto con la alegría y aparente simpleza de temas como The War Song (esa canción que decía War is Stupid) o ese gran hit que fue Karma Chameleon. Como si quisiera testear la resistencia de las masas a su look inspirado en los drag queens, el artista cantaba Do You Really Want to Hurt Me? con sus cejas ultra delineadas, kilos de sombra celeste en los párpados y su infalible cara de niño bueno-malo. Así, se las arregló para generar más empatía que rechazo, incluso, entre los conservadores padres de los adolescentes que comenzaron a imitar su estilo, hasta convertirlo en un ícono de la moda ochentera junto a Madonna y Cyndi Lauper.


FREDDIE MERCURY

 

 

 

La canción del disco The Works, de 1984, fue muy valorada en Inglaterra y el resto de Europa, sin embargo, en Estados Unidos la situación fue muy diferente, ya que asumieron que era un acto de liberación de Freddie Mercury pero estaban muy equivocados. MTV fue quien opacó el éxito de la canción en América al censurar dicho vídeo, por considerarlo como una oda al travestismo y a la bisexualidad, pero a lo largo de su carrera Freddie nunca quiso hacer algo específico para representar su preferencia sexual, mas bien quería hacer cosas que todos pudieran disfrutar.


KURT COBAIN

 

 

 

Cobain desde chico, tuvo problemas para relacionarse con los otros hombres, es por eso que muchas de sus amistades en la infancia fueron mujeres. Ahí se dio cuenta de dos cosas: la dinámica tóxica con la que educan a los hombres y las injusticias que sufren las mujeres. Llevándolo a desafiar los roles de género y portar en varias ocasiones vestidos. La anécdota más conocida sobre sus vestidos ocurrió en un concierto ofrecido por Amnesty International en 1990, las intenciones del evento era presentar diferentes tipos de bandas para diferente tipos de personas. Por ese motivo Kurt decidió usar un vestido, desde ese tiempo Nirvana tenía entre sus fans homosexuales y lesbianas, Cobain sentía mucha empatía por todos ellos y no los quería dejar fuera. Años más tarde Kurt escribiría sobre esto: “Poniéndome un vestido demuestro que puedo ser tan femenino como yo quiera” “Si eres racista, sexista u homófobo, no queremos que compres nuestros discos”.


IGGY POP

 

 

 

En 2012, Christian Dior se encontraba reinagurando su emblemática boutique en el distrito de Ginza en Tokio, Japón. Para la celebración Raf Simons se encargó de retratar a varias celebridades luciendo los diseños de la firma francesa. Entre los más de 600 retratos se encontraba el legendario Iggy Pop ataviado en un vestido de seda y un lady dior en la mano. Ante las críticas y burlas el gran Iggy comentó en una entrevista la icónica frase «No me da vergüenza ir vestido «de mujer» porque no creo que ser mujer sea algo vergonzoso» agregando «este vestido es de hombre. No es ropa de mujer, es mi ropa, yo la compré«.


LADYBEARD

 

 

En Japón, el concepto de ternura va más allá de lo que imaginamos. Ladybeard se ha convertido en un ícono de la cultura kawaii pero lo curioso es que no se trata de una linda y delicada chica, sino de un hombre musculoso y con barba que gracias a sus adorables atuendos y su personalidad (que imita a la de una niña pequeña) se ha vuelto muy popular en el país del sol naciente. Ladybeard es un hombre de múltiples talentos, y que le queden tan bien los vestidos femeninos es solo uno de ellos: es actor, hace lucha libre, artes marciales y canta en una banda de metal. ¡También habla 5 idiomas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *