LAS MEJORES PELÍCULAS DE TERROR DE LA DECADA (2010 – 2019)

Cómo el género logró expandirse por completo en los últimos 10 años, el cine de horror cambió la concepción del miedo y encontró finalmente la aceptación de todos los públicos. Estas son las mejores películas de la década…


20. THE CABIN IN THE WOOD (2011) Estados Unidos

Entre tanto remake, secuela y precuela se echaba en falta algo fresco, novedoso y original. Una película que no fuera ni la continuación ni la nueva revisión de otra, sino una producción independiente y que partiera de cero que pudiera satisfacer las necesidades de los que amamos el género de terror. Y como admirador del cine de miedo y consumidor voraz de mil y un producto de terror no puedo más que quitarme el sombrero y aplaudir la sensacional propuesta de Joss Whedon y Drew Goddard, al burlarse brillantemente del género de horror.


19. MIDSOMMAR (2019) Estados Unidos

Más que una película de miedo, es un drama terrorífico. Se agradece que no haya un solo susto fácil, sino que el terror se construye a través de la atmósfera y el profundo y jodido drama de los personajes, generando tensión en cada escena alargando la incomodidad y nunca resolviendo con un estruendoso susto que te saca a patadas de la película. La intención no es asustar ni dar miedo, sino contar una historia que es terrorífica (y hermosa) por sí sola. Midsommar resulta perturbadora en todos los sentidos: tanto por la estética, como por la ética.


18. SPLIT (2017) Estados Unidos

Una magistral mezcla de Hitchcock, terror y sesiones de terapia. Split es realmente una película para todo tipo de personalidades. Lo que hace especial a este trabajo es su forma, en constante liza con los deseos del espectador, atraídos siempre por un fuera de campo cargado de incertidumbre.


17. THE PURGE (2013) Estados Unidos

La sensación que queda tras la finalización de The Purge es que es una película que podría haber sido muchísimo mejor sólo mejorando su casting y puliendo ciertos detalles problemáticos de su tramo final. Eso sí, es una bofetada en toda regla al espectador que no quiera ver nada más que una home invasion cumplidora, ya que su aparentemente alocada premisa no está tan alejada de la realidad. Sólo hace falta que estalle algún conflicto bélico de importancia para que la tiranía de los millonarios vaya acercándose más a lo que aquí se propone. Total, no somos más que un mal necesario y empezamos a ser demasiados.


16. STARRY EYES (2014) Estados Unidos

Tiene crítica social, tiene fantasía, tiene terror y tiene violencia, Starry Eyes es un todo en uno que funciona muy bien y atrapa al espectador. Posiblemente una de las mejores películas en su género que hemos podido ver a lo largo de este 2014. También es verdad que a día de hoy después de ver un film como este, es inevitable que no te vengan a la cabeza casi media docena de producciones de temática similar. Si no eres de esos quisquillosos con la cantinela de «esto ya se ha hecho veinte veces» disfrutarás de una película que sabe muy bien cómo mezclar el rape & revenge con una temática de terror algo más sobrenatural.


15. CONTRACTED (2013) Estados Unidos

Esta cinta es considerada como una película B llegando en el corazón de los críticos al grado C, no te lo dicen, pero te lo dan a entender en sus comentarios, CONTRACTED es un buen filme que mezcla esa naturaleza propia de muchos seres humanos, particularmente en el sexo femenino: la desidia, testarudez, inconformidad, el valemadrismo, que te importa es mi vida, eso es lo que transmite perfectamente bien Najarra Townsend en el papel de Samantha.


14. THE LAST SHIFT (2014) Estados Unidos

Last Shift es una pequeña película de terror que merece ser conocida ya que consigue algo muy difícil a día de hoy, inquietar al espectador sin necesidad de provocar con sus imágenes sino creando una atmósfera que nos adentra en los rincones más oscuros de su comisaría y no nos deja escapar hasta su desolador desenlace.


13. THE INVITATION (2013) Estados Unidos

Es de las pocas películas de suspense real que he visto en mucho tiempo. El film tiene momentos muy fuertes en el plano emocional, por eso la considero dramática, pero con un silencio sobrecogedor y unos movimiento lentos de cámaras por los pasillos muy inquietantes. The Invitation es una experiencia atrapante e incómoda realizada con mucho talento y que te tendrá sin aliento hasta el final.


12. AS BOAS MANEIRAS (2017) Brasil

Sin dejar de lado la crítica mirada social, la dupla de directores transforma la película en una fábula oscura – o tal vez una sombría canción de cuna- que hace de San Pablo el escenario de una historia tan truculenta como sorprendente y extrañamente enternecedora, que nos muestra otro lado del amor y la maternidad.


11. RAW (2016) Francia

Todos, menos los vegetarianos, disfrutaran con Raw, una fábula indescriptible de dureza visual que causó algunos desmayos en sus proyecciones al ser un potente pero elegante horror caníbal.


10. A QUIET PLACE (2018) Estados Unidos

Estamos ante un ejercicio fílmico efectivo que entrega atmósferas envolventes, que juega bien con los lineamientos básicos para generar el miedo e incluso posee la identidad necesaria para ser el punto de partida de un concepto por demás atractivo. Es un deleite una película donde lo poco que se dice es importante, que no cae en reiteraciones innecesarias, que obliga al espectador a estar atento a todo lo que ocurre y se oye en pantalla, a ser casi un activo participante.


9. BLACK SWAN (2010) Estados Unidos

«I felt it. Perfect. I was perfect» Son sus últimas palabras y lo sabe. Natalie Portman lo sabe. Tiene el oscar y media legión de fans prácticamente analfabetos buscando en la wikipedia quién cojones era Tchaikovsky. Esa es la magia del cine, la que hace que se distinga de las demás artes, la posibilidad de acercar la belleza y la perfección a las masas manteniendo de manera simultánea al instrumento de la misma en una categoría análoga a la del pop star. Darren Aronofsky lo sabe. Darren Aronofsky es un genio. Y también lo sabe. De sus cinco películas dos son magistrales, dos son de culto y una de ellas es esta.


8. THE BABADOOK (2014) Australia

The Babadook lo tiene todo. Es una película del buen terror, y a la vez tiene una historia en la que nada queda colgado como en muchas otras películas. La idea ya la había planteado Jennifer Kent en su corto Monster algunos años atrás. Un corto muy barato y con actores no muy buenos. Pero estaba ahí, hizo lo que quería como pudo. Ahora tuvo la oportunidad de pasarlo a un largometraje, con actores buenos y más presupuesto, y reafirmó que sabe como plantear una película, y que técnicamente es muy buena.


7. READY OR NOT (2019) Canadá

Ready or Not tiene la tensión de You’re Next de Adam Wingard, el romance de [•REC]³: Génesis de Paco Plaza y todo ese black comedy horror característico de una peli de Sam Raimi. Con su premisa simple, pero inteligente, va más allá de otra película de terror. Siendo una metáfora sangrienta y frenética sobre el elevado precio de la riqueza. Por último tengo que destacar, otra vez, el desempeño de Samara Weaving en su primer papel estelar ¡como final girl esta maravillosa!


6. GET OUT (2017) Estados Unidos

El 2017 fue testigo del debut de Jordan Peele como director con Get Out, una película que mezclara el miedo con comentarios sociales para producir una película de terror muy diferente a todo lo que has visto antes. Resulta admirable la llegada desde Hollywood de una película como Get Out, una producción refrescante que encara de frente temas.


5. UNDER THE SHADOW (2016) Irán

Under the Shadow es una de esas «pequeña gran película» que merece mucho la pena descubrir, al introducirnos en el terror del Teherán islamista de los años ochenta con un contexto sociopolítico de represión, religión y miedo para después abstraerlo y materializarlo en forma de monstruos.


4. GHOSTLAND (2018) Canadá

Ghostland es la última obra de Pascal Laugier, el director de culto de la prestigiosa película de terror Martyrs. En esta ocasión vuelve a ser el responsable de la dirección y el guión para narrar los horrores vividos por una madre y sus dos hijas al ser acosadas violentamente por dos extraños personajes. Pocos preámbulos para una propuesta que arranca con intensidad desde su inicio para no darnos un respiro hasta el final de este cuento oscuro.


3. ALIVE (2019) Canadá

Alive es una genialidad en estado puro, una obra maestra del entretenimiento y el estilo, surgida literalmente de la nada. La cinta, dirigida por el canadiense Rob Grant, nos ofrece con muy pocos elementos la capacidad de atraparnos y poner nuestro corazón en un vilo durante todo el metraje. El relato bien podría considerarse una especie de Misery del siglo XXI, con no menos referencias a Hitchcock, Rod Serling y Stephen King. Su mejor virtud es la capacidad que tiene para exprimir al máximo a su trío protagonista hasta que no da más de sí, y recordándonos, constantemente, que el dolor nos hace sentir vivos.


2. TRAIN TO BUSAN (2016) Corea del Sur

El cine coreano siempre se ha caracterizado por impresionar, y este título zombie, no fue la excepción. Train to Busan, es la primer película de Yeon Sang-ho con actores reales y demuestra que en el cine zombie, no está todo dicho.


1. THE WITCH (2015) Estados Unidos

Parece mentira que The Witch sea en realidad el debut de Robert Eggers, porque es una película tan obsesionada con los detalles, con construir una atmósfera en base al encuadre perfecto y el uso de las herramientas que da el medio que parece creada por un veterano que lleva bastante más tiempo trabajando en la industria. The Witch es absorbente como pocas, su inquietante atmósfera y su progresivo ritmo no cesa hasta un final impactante y difícil de olvidar.