‘IT CHAPTER 2’ | ¿VALE LA PENA?

Stephen King, un escritor prolífico como pocos, que ha dejado obras para el recuerdo y que ha sido a su vez, un filón para los estudios de cine que han adaptado multitud de sus obras pero que tristemente y en la mayoría de los casos han sido un auténtico desastre salvo quizás algunas excepciones como The Shining que, aunque como adaptación es bastante pésima, la maestría de Kubrick y el hacer de Nicholson la elevan por encima del resto, o la muy lograda Misery y también Carrie con Sissy Spacek y Piper Laurie.

La película que nos ocupa IT ya tuvo una primera adaptación en forma de miniserie que obviaba prácticamente todo el material del libro y que, a pesar de ser estrenada en televisión, se le ha considerado como una película de culto que marcó y traumó a muchas personas. Pero como últimamente está ocurriendo con otros films y con novelas de Stephen King, y ante la falta de creatividad de las majors, ha sido de nuevo utilizada, en esta ocasión para el cine. Y es que antes de contratar a alguien capaz de generar nuevos proyectos cuyo control se les escape de las manos a los ejecutivos que dirigen los estudios, se vuelve a freír el mismo plato, habitualmente para peor, porque deducen que, como ya le suena al público, pues tienen parte de la promoción ganada. Solamente les interesa sacar dinero.

El terror de esta película se basa en ruidos para asustarse. ¿Ese no es el recurso al que recurren las malas películas de terror?… Si, y como resultado tenemos una cinta sin ritmo y sin… sin alma, sin personalidad; entre el grupillo de actores no surge la química y sus actuaciones sin ser malas son algo robóticas, forzadas; acompañado de un guión flojo y repleto de chistes pendejos y un CGI mas culero que los filtros de snapchat, IT Chapter 2 se hace larga, eterna y terriblemente inaguantable. Nunca había estado en una película donde la gente se saliera por aburrimiento.

View this post on Instagram

Come back and play 🤡 #ITChapterTwo

A post shared by IT Chapter Two (@itmovieofficial) on

Al terminar de verla no puedes evitar sentirte estafado, es como la miniserie pero peor. En particular porque Bill Skarsgård (Pennywise) hizo alarde que traumó al elenco por “meterse” en su papel de payaso. Pero aunque sea cierto, es cero original. Lo siento Tim Curry lo hizo primero en 1990, y esto fue otro intento desesperado de atraer al público.

View this post on Instagram

Are you still his little girl, Beverly? #ITMovie

A post shared by IT Chapter Two (@itmovieofficial) on

Pero hablemos de lo bueno. En primer lugar el cameo de Stephen King. Las referencias a otros grandes títulos de terror como a The Thing de John Carpenter, The Shining, Carrie, The Nightmare on Elm Street 5, son un guiño que se agradece, se siente como plagio, pero se agradece. Otro gran punto de IT, es la nueva forma de hacer marketing y publicidad en el cine, como agarrar un elenco, que lejos de ser buenos actores, destacan más como influencers, así como sus colaboraciones con marcas como Carls Jr. o vender la experiencia de la película.

View this post on Instagram

#LosersStickTogether

A post shared by IT Chapter Two (@itmovieofficial) on


¿VALE LA PENA?

IT carece de clima de terror, ni siquiera tiene una atmósfera inquietante, lo cual es una paradoja para un producto, en teoría, de terror, aunque está destinada descaradamente a un público casi infantil y eso parece no importarle a nadie. IT acaba de sumarse a ese grupo de remakes de gloriosas obras de terror (Pet Sematary o Carrie) que decidieron prostituirse. IT es el ejemplo que ser taquillero no es sinónimo de calidad.

Lo peor de SH(IT) es que su objetivo es ser la película de terror más taquillera, que provocar miedo. Una pena.


You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *