CRÍTICAS

‘INFIERNO EN LA TORMENTA’ | ¿VALE LA PENA?

Existe gran cantidad de miedos cuando se habla de los cocodrilos, sin embargo muchas personas nunca han visto uno en la vida real y tienen miedo a estos feroces animales. Y en este caso la guerra entre humanos y estos reptiles se lleva al extremo en Crawl (Infierno en la Tormenta).

Alexandre Aja no ha inventado nada ni lo inventara jamás, pero hay que reconocerle que, antes de ser importado a Hollywood desde la vieja Europa, demostró cierto talento visual y mucha predilección por la ultraviolencia y el gore. Si nos había dejado shockeados con la brutal Haute Tension, y asombrados por su remake de The Hill Have Eyes, que para muchos es infinitamente mejor que la original de Wes Craven, aquí nos decepciona con lo que definiría como una peli veraniega del montón.

Después de un prometedor inicio, este personaje se ha ido paseando y cayendo por el cine de terror hasta llegar a este auténtico carnaval que varios críticos considerarán como una orgía de tensión y suspenso, pero que sinceramente a mí me parece una Jaws (1975) mal lograda, que cambia tiburones por lagartos.

Pero el señorito director no tiene la culpa, o al menos en su totalidad. Crawl es una de esas películas de “tanto pedo para cagar aguado”, al hacer énfasis en el nombre de Sam Raimi (The Evil Dead), que a pesar de ser el productor, se le da más importancia que al mismo Alexandre Aja. Otra de las cosas que hace Crawl, para tapar sus defectos, es sustentarse que está basada en hechos reales, truco que muchas cintas realizan para atraer a más personas. Aunque la realidad sea tan ordinario y normal como esto…


¿VALE LA PENA?
En definitiva, una monster movie sin alma y mucho menos sin personalidad. Repite demasiado la penalizadora técnica del jumpscare hasta el punto que más que tensión logra que esperes el bocinazo antes que al puto lagarto. Creo que con el tiempo esta será el peor trabajo del director -con permiso de Piranha 3D y el horrendo remake de Mirrors– pero que no por ello es menos disfrutable, claro, si eres fan de películas que son un poco demasiado tontas. Preferentemente vean Rogue o Black Water, otras películas de lagartos asesinos que sí valen la pena, porque esta no aporta nada.


DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *