‘EMA’ | ¿VALE LA PENA?

Cuestionado a todos los niveles, por psicólogos, sociólogos y musicólogos, el reggaeton es ahora el género musical más escuchado en el mundo. Pero este género latino no es solo ritmo, también son letras y, ya se sabe, allí donde esté la palabra, hay un mensaje. En este caso, un mensaje sobre conflictos familiares y el amor materno con Mariana di Girolamo, Gael Garcia Bernal, Paola Giannini y Sebastián Cabrera como protagonistas.

 

 

Sinopsis: Ema, una joven bailarina, decide separarse de Gastón luego de entregar a Polo en adopción, el hijo que ambos habían adoptado y que fueron incapaces de criar. Desesperada por las calles del puerto de Valparaíso, Ema busca nuevos amores para aplacar la culpa. Sin embargo, ese no es su único objetivo, también tiene un plan secreto para recuperarlo todo.


EL LADO MÁS PUNK DEL REGGAETON

El reggeaton es, a día de hoy, un fenómeno mundial incontestable. Los números no mienten: ha logrado un 119% de incremento entre 2014 y 2019. Fiesta, bebida, sexo desenfrenado… protagonizados por una mujer, quien, en general, no sale bien parada de las descripciones y comentarios de este género que es, en sí mismo, vamos a decirlo de una vez sin tapujos, uno de los mayores nichos de machismo y vejación a la mujer, abierto y libre de culpa.

 

 

Pero en Ema, el regueton presenta mujeres contradictorias, con capas, que buscan divertirse y son dueñas de su destino. Son mujeres positivas con sus cuerpos, son las que deciden cuándo y dónde. Siendo este un gran discurso (y el punto más poderoso de la película) al alejarse del arquetipo de mujeres sin inteligencia, incapaces de controlar racionalmente un comportamiento que se resuelve en beneficio de los hombres. Aquí Ema (Mariana di Girolamo) y su grupo de amigas dejan de ser un objeto de consumo creado con el único fin de ser disfrutado, para mostrarnos el lado más punk del reggaeton.

 

 

Ema muestra una deconstrucción del modelo de familia tradicional donde tras una serie de sucesos, una pareja decide devolver al hijo que habían adoptado. Sin embargo, no se hace tardar el arrepentimiento. El proceso de duelo al saber que probablemente nunca recuperen al niño con el que llegaron a formar la familia que tanto deseaban resulta tóxico y degradante. A pesar de que el personaje de Ema resulta demasiado extraño para relacionarlo con la visión tradicional que se tiene de la madre de familia, este se desenvuelve de una manera en la que garantiza que hace todo lo posible para estar junto a su hijo.

 

 

La fotografía y la estética en general es una de los aspectos más sobresalientes, pues el cuidado al detalle es fascinante, pudiendo dotar de belleza desde el más pequeño e insignificante recoveco hasta el más amplio e imponente de los paisajes del eterno Valparaíso.

 

View this post on Instagram

#EMA

A post shared by marianadigirolamo (@marianadigirolamo) on

 

Si bien cierto es que el final de Ema resulta un tanto descafeinado en contraste con el nivel de locura en el que se suceden la trama, sirve como una especie de continuación (el fuego nos dice que el plan de Ema aun no termina) a este drama familiar envuelto en libertad y sexualidad y totalmente desprovisto de moralidad.

 

View this post on Instagram

EMA'S CREW @thewrap #emafilm

A post shared by marianadigirolamo (@marianadigirolamo) on


¿Vale la pena? Un film quizás no redondo, pero admirable por lo arriesgado y necesario por lo disruptivo ante tanto producto plano y gris en la era de Netflix. Una gran pieza para el cine chileno.

 

Calificación: 7.5

3 Comments

  1. website hosting companies

    I do not know whether it’s just me or if perhaps everybody else experiencing issues
    with your website. It seems like some of the text within your content are running
    off the screen. Can someone else please provide feedback and
    let me know if this is happening to them as well?
    This may be a problem with my browser because I’ve had
    this happen previously. Many thanks

Deja una respuesta