¿CUÁL ES LA MEJOR PELÍCULA DE ‘FRIDAY THE 13th’?

Fue un viernes 13 de junio de 1980 cuando Sean S. Cunningham reforzará el género slasher con los crímenes ocurridos en el cristalino Crystal Lake a cargo de la familia Voorhees, quienes asesinaron a varios monitores en este campamento de verano.

La franquicia es uno de los pilares de terror más queridos, en parte debido a su icónico slasher de máscara de hockey. Si bien es algo difícil calificar a la franquicia, ya que muchas de las entregas comparten los mismos méritos y defectos, ciertamente no es imposible, ya que hay algunas películas que claramente alcanzan la cima dentro del género y otras que se hunden en las profundidades de Crystal Lake ¡Aqui vamos!


‘JASON X’ (2001) 💩💩💩💩💩

Director: James Isaac.

¡Esto apesta en tantos niveles! Pues Jason se fue de matanza al espacio… ¡al puto espacio! Infumable, vergonzosa, ridícula, la película que mató a la saga de Jason Voorhees de la forma más subnormal posible. Absolutamente monstruosa en todos los sentidos (y de la peor manera). Ni guión, ni música, ni efectos especiales, ni ese pretendido humor negro que si puede la hace más bochornosa a medida que avanza. Un absoluto desperdicio que ya puede ser recordado como una de las cagadas más grandes jamás rodadas.


‘FREDDY vs. JASON’ (2003) 💩💩💩💩💩

Director: Ronny Yu.

Estetica y visualmente, reconozco que Freddy vs Jason posee un valor superior a nefastas secuelas de Friday the 13th y Nightmare in a Elm street, pero hasta ahi. Porque no se si estoy frente a una película de horror, una de acción o una de comedia. El concepto de unir dos mundos paralelos e iguales a la vez era en lo previo interesante. Pero aquí ese concepto es desarrollado de manera banal, tomándose nada en serio y transformando a dos personajes íconos del cine de terror de los 80’s en payasos mediáticos. Algo que ni Freddy en su mas horrible pesadilla pudo haber soñado.


‘FRIDAY THE 13th’ (2009) 💩💩💩💩

Director: Marcus Nispel.

Lo mejor de esta película son el físico de sus actores, pero ya está, ahí queda toda la aportación de esta nueva entrega. Por lo demás, este Jason no da miedo ni de lejos, y eso de que encima tenga una especie de bat-cueva (con sus poleas y campanillas, ridículo)….. qué mal…. cómo rompe el mito.


‘JASON GOES HELL: THE FINAL FRIDAY’ (1993) 💩💩💩

Director: Adam Marcus.

Aquí se sacaron una trama de debajo de la alfombra de la sala, aquí ya no hay un zombi Jason, ni un Jason mutante o un Jason renacido o resucitado, aquí ahora tenemos un Jason poseso jajajaja o sea, que posee los cuerpos de otras personas, un Jason parásito posesivo. Una sola cosa me gustó y fue al final cuando el amigazo de Freddy arrastra la máscara de su colega al infierno.


‘FRIDAY THE 13th PART VIII: JASON TAKES MANHATTAN’ 💩💩

Director: Rob Hedden.

Jason resucita de nuevo, lo que a estas alturas resulta algo rutinario, de forma absurda y sin ningún motivo. Pero esta vez, cansado de cepillarse a los idiotas de Crystal Lake, decide pillar un crucero e irse de vacaciones. Pero claro, el barco está lleno de estúpidos jovenzuelos que piden a gritos de estupidez ser asesinados, y Jason, a su pesar, se ve obligado a retomar el trabajo.


‘FRIDAY THE 13th PART VI: JASON LIVES’ (1986) 💩

Director: Tom McLoughlin.

En el sexto fascículo coleccionable de «Las travesuras de Jason Voorhees» nos encontramos con una película que cambia radicalmente respecto a las primeras cuatro películas, que son las míticas, por así decirlo, de la saga, y las que más gustan a los fans. Se entiende el afán por conseguir dinero, se entiende que la saga fuera rentable y había que explotarla, pero ¿a que vienen esas ganas de estafar a la gente haciendo la misma película una y otra vez? A partir de aquí la saga, bastante penosa hasta éste punto, comienza un descenso en picado al mismísimo averno y de paso nos regalaría algunas de las peores películas jamás filmadas.


‘FRIDAY THE 13th PART VII: THE NEW BLOOD’ (1988) ⭐

Director: John Carl Buechler.

¿Que pasaría si Jason conociera a Carrie White? Pues Friday The 13th Part VII. Pues como Jason ya no se muere, puesto que ya está muerto, sí ya sé que antes de venir de entre los muertos le habían acribillado con todo tipo de objetos punzantes y no había manera de acabar con él, pero era mortal hasta la 4ª parte que quede claro, ahora la telequinesia liberará accidentalmente las cadenas que literalmente le encarcelaban en el fondo de Crystal Lake. Pese a este extraño giro, el esquema es exactamente el mismo, es decir un festín de muertes de todo aquel que se pasea por la pantalla. Al menos, en esta nueva entrega se atisba un cierto grado de autoparodia que es de agradecer, ya que el terror hace años que quedó atrás.


‘FRIDAY THE 13th PART II’ (1981) ⭐⭐

Director: Steve Miner.

Tras el éxito de la primera parte la fábrica del cine saben como sacar dinero y para ello dan vida un personaje que se daba por muerto, Jason, el pobre niño ahogado vuelve a la vida para vengarse. Bueno la verdad que no tiene ni pies ni cabeza pero sirvió para recaudar mucho dinero y ordeñar la vaca hasta que se quede seca. La película está llena de errores, solamente se persigue una cosa, dar sustos y que haya muchos muertos, el guión casi ni existe. La película tiene ese toque erótico de los ochenta, hay momentos en los que más que un asesino en serie parece un pervertido fisgón, demasiados desnudos.


‘FRIDAY THE 13th PART V: A NEW BEGINNING’ (1985) ⭐⭐⭐

Director: Danny Steinmann.

Probablemente de todas las secuelas ésta sea la que más me gusta, por la simple razón que intenta aportar un detalle original dentro de lo comúnmente explotado en la saga. Tras una excelente cuarta parte, tenemos una excelente quinta parte que añade ideas frescas una de las mejores sagas de terror de la historia del cine. Hay varias escenas inesperadas y el giro la convierte en no solo un slasher, sino en una gran película de terror psicológico.


‘FRIDAY THE 13th’ (1980) ⭐⭐⭐

Director: Sean S. Cunningham.

Esta película marca un antes y un después de las películas de asesinos en serie, aquí como sabemos todos (o casi todos) Jason no sale, pero tampoco hace falta, pues el film está perfecto como está. Friday the 13th es sin lugar a dudas, y le pese a quien le pese, uno de los estandartes más representativos e importantes de la historia del cine de terror. Un proyecto hecho sin mayores pretensiones que se convirtió en una obra de gran trascendencia y a su vez en uno de los mayores clásicos del género.


‘FRIDAY THE 13th PART III’ (1982) ⭐⭐⭐⭐

Director: Steve Miner.

Además de suponer la primera aparición de la ya iconográfica máscara de Jason, esta película cuenta con multitud de momentazos y secuencias para el recuerdo. Sin ir más lejos, Friday the 13th Part III tiene, entre otras virtudes, la persecución final más extensa y angustiosa de la saga y supone, en definitiva, un verdadero compendio de todo lo que cualquier película de Friday the 13th (o slasher en general que se precie) debería ofrecer sí o sí. Además, por si fuera poco, rodada en su época (1982), en 3D, algo bastante original para aquella época, teniendo en consideración que se trata de un film de semejante estilo, hecho que le suma una magia de lo más insana. En lo que al apartado musical respecta, este se vuelve maravilloso y muy inusitado por contener la típica melodía de Viernes 13 pero con aires de música disco ochentera ,aspecto este último, que dota a la cinta con otra virtud más.


‘FRIDAY THE 13th: THE FINAL CHAPTER’ (1984) ⭐⭐⭐⭐⭐

Director: Joseph Zito.

La cuarta parte, y menos mal que no última a pesar de su título, es otra de las mejores secuelas de la saga. La ambientación recupera la oscuridad de los dos primeros episodios y sigue la estela de la tercera con sangrientos asesinatos curradisimos y excelentemente hechos (por el maestro Tom Savini, que ya había trabajado en la primera parte). Vuelven más personajes para hacer disfrutar a los fans, situaciones divertidas no rebajan la tensión que se va acumulando a medida que se acerca el final, un excelente final que sin lugar a dudas es la mejor de la saga. Es la mejor de la saga porque tiene efectos especiales muy buenos para la época y todos con animatronics, nada de mierda digital a lo Avatar (2009). Y lejos no cae en lo inverosímil, porque esto podría suceder realmente. Recomendable, es un clásico del mejor terror de los ochenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *